La  Secretaria General de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, ha afirmado hoy que “la industria agroalimentaria jugará un papel clave en la recuperación económica de España, y tiene a su disposición nuestro trabajo, nuestra mejor voluntad y nuestras capacidades”. Así ha valorado la labor que viene desarrollando el sector, en su intervención en la inauguración del “I Madrid Food & Drink Summit” que con el título “Alimentación y Sociedad en un mercado global” y organizada por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) y Kreab Gavin Anderson, se celebra en Madrid.

García Tejerina ha destacado la situación del sector agroalimentario como uno de los principales puntales económicos del país, con un volumen de exportaciones que en 2012 ascendieron a 36.100 millones de euros, lo que supone el 12,6 por ciento de las exportaciones españolas, aportando un saldo positivo de 6.000 millones de euros. 

“España es eloctavo exportador mundial de productos agrarios, dato no suficientemente conocido, y estamos entre los diez primeros países en el mundo, que, en conjunto, suponen el 50 por ciento del valor total de las exportaciones de productos agrarios”, ha subrayado la Secretaria General.

A pesar de esos logros, García Tejerina ha llamado la atención sobre la necesidad de que el sector “siga preparándose para jugar el papel que le corresponde en la economía global del siglo XXI”, y ha recordado que para ello debe hacer frente entre otros retos a la seguridad alimentaria, el desperdicio de alimentos, la mejora de la productividad o la innovación. 

RETOS Y OPORTUNIDADES DEL SECTOR

En materia de seguridad alimentaria, la Secretaria General ha señalado que lasproyecciones demográficas muestran una tendencia al envejecimiento en todo el hemisferio Norte y un acusado rejuvenecimiento en el Sur, ya que un 90 por ciento de las personas que engrosarán el censo de población previsto para el año 2050 nacerán en países en desarrollo.

“La población mundial va a ser más joven y urbana que nunca, y ello representa un importante factor de cambio que ofrece grandes oportunidades, por el crecimientodel consumoy la evolución delas dietas de las clases medias”, ha explicado García Tejerina.

En ese contexto ha planteado las posibilidades de España que, por suacreditada experiencia agroalimentaria, “puede ofrecer a los países en desarrollo, junto a nuestros productos alimentarios muchos de nuestros conocimientos y colaboración empresarial, componentes que estos países precisan para hacer frente a sus necesidades alimentarias”.

En relación con el desperdicio de alimentos, la Secretaria General ha subrayado que “en un mundo sensibilizado por la falta de aprovisionamiento de alimentos para millones de personas y por la sostenibilidad medioambiental, no puede perderse un tercio de la producción de alimentos a nivel mundial  que supone 1.300 millones de toneladas”. 

Frente a ello ha resaltado la importancia de la estrategia lanzada hace unos meses por el Ministerio bajo el lema “Mas alimentos, menos desperdicios”, recordando que su objetivo es reducir en un 50% los alimentos no consumidos, y para lo que hemos contado con la colaboración de la industria española.

Otro de los desafíos para la industria agroalimentaria planteados por García Tejerina ha sido el de la innovación. Tras exponer que “en materia agroindustrial, las nuevas tecnologías anuncian un nuevo modelo industrial flexible, rentable y mucho más adaptado a las necesidades del consumidor”, la Secretaria General ha destacado el papel que el Programa Nacional de Innovación e Investigación del Sector agroalimentario, que elabora el Ministerio y que “pretende ser ante todo un proceso dinamizador, facilitador e integrador de la innovación agroalimentaria de nuestro país”. 

García Tejerina ha finalizado su intervención resaltando las fortalezas del sector agroalimentario español que, “considerado en su conjunto, puede hacer frente a los desafíos de este mercado globalizado, y, de hecho, lo está haciendo de manera solvente”. Este buen comportamiento, ha añadido,  tiene mucho que ver con la calidad de la materia prima de nuestros productos y la calidad creciente de nuestras elaboraciones.

 

Fuente: Ministerio de Agricultura

5 de marzo de 2013

Hoy se otorgan los Premios Gran Selección 2012, en Los Yébenes (Toledo), que este año cuenta con nuevos productos, como son el Melón de La Mancha, el Ajo Morado de Las Pedroñeras, el Cordero Manchego y la Carne de Caza.

alt

2013: Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua. El pasado día 11 de febrero de 2.013 en la Sede de la UNESCO en París (Francia), se lanzaró oficialmente el Aó Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua,  durante un evento de alto nivel que contó con la participación de personalidades eminentes, destacados científicos, representantes de las distintas agencias de Naciones Unidas y de la juventud del mundo entero.

 

España es un país agrícola, es un país ganadero y es un país pesquero. Cientos de miles de agricultores trabajan sus pequeñas y medianas explotaciones y otros tantos cientos de miles se emplean en el sector para terceros. España es también uno de los países con mayor penetración de 'smartphones'; y un país con un emergente y cualificado sector de desarrollo de 'apps'. Sin embargo, estas realidades parece que todavía no se han cruzado en el mismo camino. Deberían intentarlo, porque hay ventajas para todos. 
 
Asociamos las 'apps' al entorno más urbano, los usuarios más jóvenes y, sobre todo, al sector servicios. Pero parece que no nos fijamos en el potencial que tienen, por un lado, las aplicaciones; y por otro, internet móvil para quienes viven fuera de la ciudad. No sólo eso: el uso de las 'apps' como herramientas de trabajo podría ahorrar muchos miles de euros a los profesionales de la agricultura, la ganadería o la pesca. 
 
Funcionalidades como la conexión vía satélite, el uso de la cámara o la geolocalización pueden sustituir lo que hasta ahora eran costosas herramientas en este tipo de labores.
 
Oferta muy escasa
Estados Unidos se sitúa en la vanguardia y ya cuenta con 'apps' para que agricultores y ganaderos mejoren su producción o cuenten con una mayor información. 'Apps' como Spray Guide ayudan a controlar la distribución de fertilizantes, y otras como Mobile Farm Manager facilitan toda la información sobre el campo y el contacto con los consumidores. 
 
En Reino Unido también he visto iniciativas como las de la compañía Bayer, que ha publicado varias 'apps' para el campo como Bayer Weed Spotter, dedicada a la gestión de semillas y del cultivo.
 
En España, por el contrario, la oferta es muy escasa. Las 'apps' dedicadas al sector primario son realmente rarezas. Una de ellas, y de gran utilidad, es Agroguía, creada por un equipo muy joven de desarrolladores españoles y que permite ahorrar miles de euros evitando que el tractor distribuya fertilizante en las mismas zonas; algo que, para quien no lo sepa, sucede a menudo. 
 
Sé que comienzan a arrancar otros proyectos, como el de la empresa Applantia, de Sevilla, pero es mucho el camino por recorrer e interesantes las mejoras que estas iniciativas pueden generar para el sector y nuestra economía.
 
Siempre cuento que mi madre se ha acercado mejor a la tableta que al PC, al que nunca se quiso acercar. Algo parecido -nos contaba Rubén Villanueva, responsable de Comunicación de COAG- ocurre en la agricultura. “En un sector como el de la agroganadería encontramos muchos profesionales mayores que, a pesar de la edad, seguro que prefieren trabajar con un 'smartphone' antes que desde un ordenador”, contaba Villanueva. 
 
Saquemos las 'apps' de la ciudad
No olvidemos que para usar el ordenador estos empresarios deben abandonar su oficina: el campo. Por el contrario, desde el móvil muchos de los factores que influyen de forma fundamental en su negocio están a un toque de pantalla. 
 
Las fluctuaciones de los productos en cada una de las lonjas regionales, el contacto con los clientes, la compra de productos a mayoristas, la medición y el tratamiento de tierras con datos vía satélite, la gestión veterinaria o la información de la cuotas de mercado y de las directivas europeas podrían dar sentido a esa oficina del agricultor, el pescador o el ganadero. Y todo en el bolsillo.
 
En Francia, se han dado cuenta y ya han puesto su talento a disposición del desarrollo de 'apps' de este género. Sus agricultores lo agradecerán. Y su industria también: la agrícola, la tecnológica y la de innovación. Hagamos lo mismo y saquemos las 'apps' de la ciudad.
 
Fuente:El confidencial

 

El día 24 de enero se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 202/2012 sobre la aplicación a partir del 2012 de los pagos directos a la agricultura y ganadería. Este Real Decreto establece las condiciones generales para las solicitudes de ayudas PAC de los años 2012 y 2013, que en principio, serán las últimas bajo las reglas conocidas en la actualidad.